viernes, junio 08, 2007

El Único.

Cuando leí eso de "Si lloras porque no puedes ver el sol, las lágrimas no te dejarán ver las estrellas", noté a la legua, que el autor, no había estado en la Universidad.

Porque cuando levanto los libros de mi mesa, harta, con el único propósito de tirarlos por la ventana, ¿qué veo? Pues más libros... Y no me gusta nada.

Siempre he pensado que los exámenes de Junio son peores que los de Febrero, porque a la falta de sueño, el agobio y el estrés, tienes que sumarle que hace un sol espléndido que se cuela por las ventanas burlonamente, como diciendo: "Tú no puedes ir a la piscina, pringada".

Sin embargo, los profesores han creado una máquina aún más mortífera: los trabajos. Los trabajos con como perder la virginidad. Pero todo el rato, ¿eh? Al principio, y a no ser que el profesor sea muy claro (cosa que no suele ocurrir), no tienes ni pajotera idea de lo que tienes que hacer. Y en muchas asignaturas, sabes que toda tu calificación final, todo lo que piensen de tí, el resultado de todo tu esfuerzo depende única y exclusivamente de ese trabajo. Si la fastidias estás muerto. Con la unversidad siempre te queda Septiembre. En la cama, no sé yo...

Antes de hacer un trabajo, es importante conocer bien al profesor que te va a poner la nota: cuales son sus gustos, qué temas le interesan más, etc. Algunos te hacen trabajar como un bellaco, muchas veces exigiendo de 10 cuando ellos llevan todo el cuatrimestre explicando como para un 5 pelado.

El martes pasado tuve que entregar un trabajo de investigación de mercados. Me había costado mucho hacerlo, y tuve que trabajar con millones de datos que hicieron que mi cerebro se derritiera lentamente (no, el verano madrileño no ayudó). Cuando di el trabajo por finalizado, lo guarde en mi pen drive. A estas alturas, no tengo ni que explicar qué es eso: vivimos en el universo de los pen- drive. Todo el mundo tiene uno, y todo el mundo comete el error de guardar su información en esa cosita diminuta sin preocuparse de hacer una copia en ningún otro sitio más estable.

El caso es que tuve que ir a imprimirlo a otro sitio (mi impresora para variar, no tenía tinta), y ya de paso a encuadernarlo. No os imagináis que infierno pasé. ¿Pero vosotros sabéis lo que es mirar CADA CINCO MINUTOS en la mochila para comprobar que el pen seguía ahí? ¿Y los cuasi- infartos que se sufren cuando no lo encuentras a la primera? Seguro que sí. Mira que es pequeño el maldito, ¿eh?

Así que al final, decidí llevarlo en la mano, bien apretadito para que no se perdiera. Y entonces, sentada en el autobus mirándolo, me dio por recordar cómo nos reíamos de Sauron en las reuniones de la Sociedad Tolkien. "Hay que ser imbécil" decíamos a carcajadas "para guardar todo tu poder en una cosa más pequeña que un armario, que a la mínima se te pierde".

Pues sí, así de imbécil me sentía yo, mirando esa cosita diminuta que contenía todos los trabajos que podían asegurar mi aprobado.

Un pen para guardarlos a todos.
Un pen para encontrarlos.
Un pen para poder imprimirlos y entregarlos en la tierra de la Complutense, donde se extienden los suspensos.

Ay de mí...

7 comentarios:

Nuria dijo...

Esta historia me suena...yo, fuente de inspiración...jajaja.el exam me ha salido bien, o eso espero... Besos

Morgana dijo...

Nena, me inclino ante ese genio de escritura que tienes... GENIAL!! Me he partido de risa leyéndolo.
En cuanto al comparación entre la primera vez y los trabajos, soberbia, pero incluso hay algo peor que añadir.
Aunque sea la primera vez, siempre puedes en momentos de bloqueo dejarte llevar o recurrir si el otro tiene experiencia.
En los trabajos, no sólo no te puedes dejar llevar ni te sirve el instinto de nada, si no que encima es como si tuvieras un compañero que se estuviera riendo de ti.
Los exámenes y los trabajos son lo peor.

Y el poema del Pen... ole ole y ole.
Ya te conté lo que me pasó con el trabajo ese y el comentario de la profesora de "la proxima vez entonces no me hagas caso"

Venga guapa, ánimo que seguro que te sale todo de perlas!

Oron dijo...

Pufff, trabajos, el peor horror de los horrores, cuando todos sabemos que si la tabla supera las 10 columnas o el trabajo los 30 folios, van a mirarse el 5 %, es decir resultados + conclusiones.

Yo todavía estoy haciendo trabajos,y mi último examen me ocupó 10 folios por ambas caras llenos de sendos cálculos, ¿es que quieren torturarnos?

Pongo a eru por testigo que no volveré a hacer una maldita integral.

(bueno, xD, no sé que digo si me va a tocar hacerlas dentro de dos exámenes para calcular cosas electromagnéticas....)

Erendis dijo...

no sé si alguien se ha imaginado lo que es saber de verdad que alguien te ha perdido el pen drive... creo que soy deamsiado buena porque aún no le he matado...aunque reconozco que yo tuve una ventaja:tenía guardado todo en casa... pero a ver que hago yo ahora sin pendrive!!! ciertamente es peor que el anillo único!!

Elendil dijo...

Lo mejor del asunto es que, extrañamente, parece que cada profesor piensa que sólo estás matriculado de su asignatura y que, por tanto, vas a dedicar todo tu tiempo a preparar su informe/proyecto/examen.

En cuanto a lo del pen... el año pasado tuve que diseñar un tetris (sí, sí, el jueguecito famoso) en ensamblador. No voy a entrar en detalles pero diré que al final terminé con un archivo de texto de 700 líneas de instrucciones para el ordenador redactadas una a una :$

Pues bien, un buen día estuve dos horas pegado al ordenador de la uni hasta que al fin conseguí que las piezas no chocaran entre sí, o algo así. Loco de contento, guardé el archivo en mi pen, me marché... y al llegar a mi habitación y conectarlo a mi ordenador... ¡sorpresa! "Disk error. Cannot read files"!!

Y por supuesto, en mi euforia, se me había olvidado hacer una copia de seguridad. Menos mal que sólo me costó otra hora más acordarme de lo que había escrito.

Haced caso de la experiencia de este humilde chico... ¡guardaos copias de seguridad!

¡Y ánimo a todos los que estamos con exámenes, que ya falta menos! :)

PD: No hace falta ni decirlo: Escribes genial :D

Eowyn Zirbêth dijo...

Mucha suerte en esos exámene. Ya verás como los sacas y pronto te puedes tumbar a disfrutar de ese solecito del que hablas.

LOBO dijo...

Cuanta razon tienes, para que luego el hijo de @!#! te ponga un cuatro en dibujo... llevo tres trimestres suspendiendo por que el tio no sabe explicar que coño quiere.

Algunos hablan ingles con 100 palabras otros dan clases de dibujo con 5.

-Praxis
-Procesual
-Ortogonal
-Academicismo
- Arbitrario

Creo que las lee del diccionario y las que les suenan bonitas las vomita en sus clases al dia siguiente, y total yua puedes exponerle el anteproyecto dias antes, te va a suspender estas en su lista negra y lo sabes. Como odio a ese tipo de profesores, tiene suerte de no tener coche, si no mi proyecto final seria una performance con el a lo Thelma y Louis