lunes, mayo 21, 2007

No te lo creas.

A veces dos personas que se quieren, pero no se comprenden, se marchan sin decir adiós.

Es curioso cuando lo piensas fríamente en casa y te das cuenta de que muchas veces somos muy amables y tenemos mucho cuidado con lo que decimos a gente que apenas conocemos, o que apenas nos importa. Intentamos ser educados y despedirnos sin dejar tras de nosotros un mar de conflictos, un río de malas caras, un viento de miradas cortantes. Sin embargo, dos personas que se quieren mucho, a veces no tienen ese cuidado, esa delicadeza.

En ocasiones, una de ellas mira atrás. La otra no. Y no hay dolor más insoportable que ver al otro alejarse sin ni siquiera darse la vuelta y dirigir una última mirada a modo de despedida.

Puede que pienses que soy fría. Puede que pienses que soy fuerte, que de piedra es mi corazón y de acero mi lengua. Pero no creas que eres menos fuerte, menos frío o menos lacónico que yo.

No te lo creas, Idas, porque yo estuve allí y pude ver que no miraste atrás al marcharte.

13 comentarios:

Morgana dijo...

Si lo es, es doloroso, sobre todo en el momento, y despúes, y al cabo de un tiempo. Pero luego eso, dependiendo de los casos, se puede recuperar; y si no se puede quizá es que no merecía tanto la pena como pensabamos.
Los adioses duelen, desde los dos lugares, quien intente juzgar qe un lado duele más que el otro es que no se ha visto en la situación.
De todos modos cada persona en un mundo, (si, ya se que suena a tópico)y esos mundos obedecen a sus propias leyes.
Pero todo dolor se pasa, y toda herida mengua, aunque la cicatriz se vea más o menos.
;)

estelcon dijo...

los seres humanos somos tan raros a veces... pues tenemos tendencia a hacer daño a las personas que más queremos y más nos importan... tengo muy claro que eres como los demás, pero la gente a veces le cuesta verlo ;)

Erendis dijo...

la anterior era yo.. que se me ha olvidado cambiar la cuenta xD

Anónimo dijo...

Sublimes líneas.

Espero leer pronto perlas como esta.

... hasta pronto.

Guillermo.

Ingoledil dijo...

Dicen que las formas corteses tienden un puente por sobre un mar de desconfianza que baña lo que nos es ajeno. Dicen también que, cuando alguien es cercano, por creerlo conocido olvidamos que nuestro no es. Es alguien, es otro, y aunque en su querencia nos altere, su gobierno no nos compete. Dicen, pues, que no es la cortesía sino el nada fácil reconocimiento de que la otra persona libre es...

Esta es ya la segunda consecutiva ocasión en que puede encontrarse aquí un ejemplo perfecto de lo que una entrada en un blog puede llegar a ser. Qué prestancia de motivo y palabra, Elia, sí señor.

Y temiendo no despedirme, ;) con un raudo "deica" lo hace ahora,

Ingoledil, que es Isaac

JBM dijo...

Creo que es cierto, hay mucha gente que aprende a no mirar atras, parece una carrera contrareloj donde nosotros mismos nos ponemos barreras y obstaculos para endurecernos, vivimos en un mundo donde los sentimientos se dejan a un lado y se vive el momento, quiza ese momento sea el que valga la pena pero... ¿ni siquiera conservar un recuerdo? ¿ni siquiera una mirada atras?
En cierto modo lo entiendo, yo fuí una de esas personas que si miraron atras,al mirar atras hacia esa persona que quieres o quisiste por ultima vez y solo ver que esta destruido todo lo que construisteis juntos con el esfuerzo,la ilusión,y el empeño que le pusisteis los 2 es demasiado doloroso, a veces es preferible no mirar. Si yo no hubiera mirado problablemente me hubiese costado mas superarlo pero lo hubiese llevado todo un poco mejor. Es triste pero cuando llega ese momento todos esperamos a ese asesino de sentimientos que te hace olvidar aunque no quieras, me refiero al tiempo.

Un saludo Elia, soy Javi tu antiguo compañero de las mercedarias (no se si me recuerdas) te mande un mail hace no mucho....
PD: solo decirte que estoy enganchadisimo a tu blog.

Elia dijo...

Gracias Javi!

Me alegro mucho de que te guste y de que mantengamos el contacto.

Un beso!

Nuria dijo...

¿Para cuando otro café? Creo que el ultimo se nos quedo corto...
besos!!

Anónimo dijo...

Eres una guerrera con el corazón de oro. Inalcanzable para mí, pero deliciosa de conocer, y no es nada morboso. Simple y pura atracción. Ojalá tuviera la suerte de verte en persona de nuevo. Creo que sabes quién soy: Mortadelo, juajuajua.

Un beso cariñoso, y espero que encuentres pronto tu nuevo príncipe azul, (por lo menos para un tiempo, como todos los príncipes azules). Ánimo.

Anónimo dijo...

¿Sabes? Dices mucho con muy poco. Eso me gusta. Eres fuerte, pero no fría. Yo soy débil, pero luchador. No sé qué decir, porque me gustaría "hacerte por lo menos sonreír, prometo estarte agradecido". ¿La conoces? Quizá eres muy joven (aunque sabia, desde luego. Guau).
Válgate con una palmadita en la espalda, y una mirada de cariño. Eso a veces sienta bien, saber que le importas a alguien, da igual quién, da igual cómo. En fin, eso, ánimo. Y no pierdas la sonrisa, porfa.

Anónimo dijo...

Un soneto no debe ser pedante,
Y en mi vida me he visto en tal aprieto.
No sé ni de cuartetos ni tercetos;
burla burlando, sigo aquí p'alante.

A veces yo me miro por delante.
Y me viene: "¡Menudo estropicio!
¿Acaso soy yo más feo que Picio?
¿No fui antaño yo mozo galante?

Entonces, recuerdo mi ayer.
Digo: "Si tuviera quince años..."
Y tú te pensarás quién puedo ser.

No quisiera hacerte ningún daño.
Tú, muy intrigada, pensarás:
"Debo buscar web-cams por mi baño".

PD.- Jajajaja, la última estrofa es broma (excepto en lo de no hacerte el menor daño, al contrario). El humor siempre me ha ayudado en momentos chungos. No es una panacea, pero si te alivia, miel sobre hojuelas. Si no... dilo, por favor, y cambio el tono. O no escribo más y punto. A tus pies.

MAR dijo...

ES CURIOSO ACABO DE CONOCER ESTE BLOG PORQUE HE ESCRITO EN GOOGLE "QUE HACER CUANDO TE ROMPEN EL CORAZON".OS PODEIS IMAGINAR EL ESTADO LAMENTABLE EN EL Q ME ENCUENTRABA PARA BUSCAR ESTO A LAS 3 DE LA MADRUGADA DE UN SABADO...PERO NO TODO ES MALO COMO OCURRE EN LA VIDA YA Q ESTO ME HA LLEVADO HA CONOCER ESTE BLOG POR CIERTO MUY INTERESANTE

Elia dijo...

Mar:

Me alegro de que te haya gustado. Y si he podido animarte o ayudarte en lo más mínimo, entonces este blog tiene sentido y me doy por satisfecha :)