sábado, septiembre 03, 2005

La voz de la "Experiencia"

Los días de verano, para los afortunados que hemos podido tenerlos, se han acabado. Y ahora viene lo peor: los exámenes.
Recuerdo que a medida que iba creciendo y me acercaba a COU mi madre siempre me decía:
- Creo que deberías ir a la universidad, aunque sólo sea porque es una experiencia.

Bien, para empezar, no sé por que los seres humanos usamos la palabra "experiencia" como si necesariamente tuviera que ser algo bueno. Y existen muchas clases de experiencias.

Por ejemplo, ir a "Sorpresa, Sorpresa" y que aparezca tu amigo de la infancia a quien hace 15 años que no ves (y al que no tenias ningun interes en ver, por cierto, aunque luego todos mientan como bellacos y digan que sí), es una experiencia... hortera.
Que en San Valentín (también conocido día oficial de El Corte Inglés) tu novio le eche huevos y se presente en tu facultad con un ramo de rosas que te hace sentir como si fueses Julia Roberts en "Pretty Woman", también es una experiencia.

¿¿Y que alguien te pille por banda y te sodomice??¿Es una experiencia? Pues si... también.
Y es la experiencia que mejor refleja a la universidad en época de exámenes: Un grupo de gente a los que cariñosamente llamamos proferores que invierten todos sus esfuerzos en dar por culo. Podrían poner un examen que se correspondiera con lo que (dicen) han dado en clase. Podrían no poner preguntas trampa. Podrían no mirarte de forma sadica-despectiva cuando están vigilando para no hacerte sentir como un gusano en una pecera. Pero entonces no sería tan divertido.

Cuando eres universitario los meses de Febrero, Junio, y en la mayor parte de los casos, Septiembre se convierten en una pesadilla. La mayoría de la gente se despide de sus padres y se muda a la biblioteca. Y después de ocho horas de estudio cuando tienes los ojos enrrojecidos y la cabeza a punto de estallar, y te duelen los codos y el alma, y te sientes culpable por esos cinco segundos de más que tardaste en mear... Te cruzas con un par de profesores en el pasillo. Y en un intento de escuchar algo sobre el examen que tienes 13 horas después oyes algo como:
- Que pereza, y mañana a las nueve. Además este año hay muchos repetidores, verás que panzada a corregir.
¡¡¡¡¿¿¿????!!!!
Tu sabes que es tu cordura la que te sujeta la lengua para no gritarle: ¡¡¡¡¡ PERO MAMÓN, QUE EL QUE VA A HACER EL EXAMEN SOY YO!!!!!

Si eso no funciona, siempre les queda el plan B: Muedte súbita.
Para esto existen también muchas formas. El día 1, sin ir más lejos probé un invento nuevo, al que cariñosamente voy a apodar "Cocedero de marisco".
Bien, el exámen en cuestión era en la planta más alta de un edificio con techo de cristal. Hasta ahí todo bien. Ahora añadimos a la receta los 35º del mes de Septiembre. Y para rematar, me entero una hora antes del exámen que el aire acondicionado lleva todo el día estropeado... pues vale, cojonudo: 35º fuera+ 5º de calor humano= 40º con esencia a humanidad. Unas condiciones estupendas, vamos.
Podrían haber cambiado de pabellón, pero noooooooooooooooo. ¿Para qué? Ver como se derriten los alumnos mientras intentan resolver un exámen es mucho más gracioso. Y si alguno llega al punto justo, siempre puedes cenártelo.


(P.D. Creo que al salir pesaba 3 kilos menos. Algo es algo)

6 comentarios:

Erendis dijo...

siempre puedes mirarlo desde este lado... ya queda menos!! y cuando termine... BUITRAGO!! piensa que ya queda poquito
un beso enorme hermanita...

Javier dijo...

Malditos exámenes, los estudiantes somos profesionales en que nos den por culo, la ñunica forma de rearcirse el la famósa técnica de la cuchilla anal xDD
ánimo con los que quedan!

Elia dijo...

Eso de la cuchilla anal tienes que contármelo.... por favor!!
XD

Tintin dijo...

La verdad que los profesores tienen bastante maña para hacernos la vida imposible, porque aunque creamos que suspendemos nosotros, por no estudiar, la verdad que es culpa suya por...PREGUNTAR EL PROBLEMA 1001, CUANDO ''SOLO'' TE HAS HECHO 1000, GRRRRR...Asi es la vida del ingeniero pero bueno.
Lo del cocedero de marisco, yo tambien lo he vivido, sali con el pantalon calado, jeje
Suerte a todos!!

XOSE dijo...

Q conste q has criticao mi metodo de estudio q hasta ahora tan buenos resultados me ha dao, alucinaste con mi metodo de preparar la selectividad y aun asi toavia t aprecio lo suficiente como pa escribirte un comentario jejeje.
Como estudiante universitario primerizo, q sepas q no m vas a desmoralizar pintandome to eso tan negro (y eso q soy de Caminos, ya hay q estar loco!!) y no pienso experimentar ninguno de los suplicios q segun tu soportais los veteranos estudiantes.
De toas maneras pid clemencia anticipada cuando tenga q retractarme de semejantes afimaciones y este hasta el cuello de empollar. En fin, que te doy permiso pa q luego t cachondees de mi en mi propia cara jejeje.

Elia dijo...

Pobres inocentes estudiantes de primero: se les reconoce por su forma de moverse en la facultad. En mi primer año yo bajaba del autobús con un saltito preguntandome que asunto interesante me enseñarían ese día. Ahora solo pienso la forma mas disimulada de llevar a cabo mi propia revolucion XD
Suerte con Caminos! (estan todos chalados, jajajaja)